Follow by Email

lunes, 30 de julio de 2012

El 30 de julio en nuestra memoria


30 de julio, 1980:
El 30 de julio de 1980, en la ciudad de Quetzaltenango, presuntos miembros de la G-2, ejecutaron a Jorge Everardo Jiménez Cajas, profesor del Centro Universitario Nacional de Occidente (CUNOC).

30 de julio, 1981:
El 30 de julio de 1981, en el caserío de Choacamán IV Centro, aldea El Carmen Chitatul, municipio de Santa Cruz del Quiché, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala acompañados de hombres con el rostro cubierto capturaron en su casa a los hermanos Basilio, Juan, Emilio y Gregorio Ajiatás Zapata, quienes eran miembros del CUC. Las víctimas fueron forzadas a subir a un camión. No se volvió a saber de ellos.

30 de julio, 1982:
1.            El 30 de julio de 1982, en la aldea Varituc, municipio de San Martín Jilotepeque, departamento de Chimaltenango, presuntos miembros de la guerrilla, capturaron a Pantaleón Popol Agüín. Posteriormente lo ejecutaron en el camino que conduce de Varituc a Comalapa.
2.            El 30 de julio de 1982, en un lugar conocido como ranchería Memelita de la finca Santa Rosa, municipio de Nentón, departamento de Huehuetenango, miembros de la guerrilla capturaron a Lorenza Andrés Jiménez y Angelina Juan, originarias de la aldea Coyá de San Miguel Acatán, y las trasladaron a la finca El Olvido, donde las ejecutaron con un hacha. Las víctimas fueron detenidas por la guerrilla porque llevaban un permiso del Comandante de las PAC de su aldea para poder circular en el área.

30 de julio, 1986:
El 30 de julio de 1986, el señor Juan López Aguilar, originario del caserío Agua Escondida, de la aldea El Tabacal, municipio de Santa Ana Huista, departamento de Huehuetenango, ingresó al destacamento militar de Santa Ana Huista y nunca más se volvió a saber de él. La víctima ingresó a dicho destacamento atendiendo una citación que le hizo el jefe del destacamento. Anteriormente, estuvo detenido en los destacamentos militares de Valparaíso, La Democracia y de Santa Ana Huista, pero lo habían dejado en libertad.

Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario