Follow by Email

martes, 22 de mayo de 2012

El 22 de mayo en nuestra memoria


22 de mayo, 1980:
1.            El 22 de mayo de 1980, en la ciudad de Guatemala, miembros de la Policía Judicial capturaron y golpearon a Beto, quien era chofer en casa de la familia Morales y de quien se desconocen sus apellidos. El 27 del mismo mes y en el mismo lugar, judiciales capturaron a Moisés Morales Garrido, quien era un líder comunitario urbano. Al día siguiente de su captura, apareció el cadáver de Moisés. Como consecuencia de esos hechos, la familia Morales abandonó su hogar y se refugió en la colonia Guajitos.
2.            El 22 de mayo de 1980, en la Finca San Francisco, municipio de San Juan Cotzal, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron a Manuel Us Ramírez.

22 de mayo, 1981:
El 22 de mayo de 1981, en la aldea Lancetillo, municipio de Uspantán, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala, acompañados de civiles, capturaron y golpearon a Agustín Salazar Gamarro y Virgilio Juc, quien era alcalde auxiliar. A ambos se los llevaron y no se supo más de ellos. En un intento por detener la captura de su hermano, Olivia Salazar Gamarro fue ejecutada por los mismos hechores. Olivia llevaba en sus brazos a su bebé de tres meses, Sergio Giovani García Salazar, quien murió de asfixia a su lado. Tres meses más tarde sus casas fueron quemadas por los soldados.

22 de mayo, 1982:
1.            El 22 de mayo de 1982, en el caserío de Choacamán IV Centro, aldea El Carmen Chitatul, municipio de Santa Cruz del Quiché, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron a César Vicente López. La población al escuchar las bombas y detonaciones huyó a la montaña, donde fueron ejecutados Guadalupe Zapeta Lux y sus tres hijos Pedro, de cuatro años de edad; Feliciana, de cinco años; y Encarnación, de dos años de edad, todos de apellidos Tum Zapeta. Posteriormente, los soldados saquearon las casas, robaron los alimentos, los animales y quemaron algunas casas.
2.            El 22 de mayo de 1982, en el caserío de Ximbaxuc, municipio de Chinique, departamento de Quiché, miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron a machetazos al anciano Ceferino Santay Quixtán y a sus dos hijos, Rodrigo y Diego Santay Quinillo. Al día siguiente fue capturado el otro hijo del anciano, Julián Santay Quinillo junto con su hijo de 4, años Paulo Santay Chivalán y desde ese momento no se volvió a saber de ellos. Poco después, probablemente en junio de 1982, los soldados ejecutaron a Lázaro, Casimiro y Emiliano Santay Quinillo. Cristina Quinillo, viuda del anciano fue con su hijo Anselmo Santay Quinillo a denunciar los hechos a la patrulla civil de la comunidad, pero éstos capturaron a los dos denunciantes y se los llevaron a la cárcel de Chinique. Desde entonces no se ha vuelto a saber de ellos. Víctimas identificadas: Casimiro Santay Quinillo (niño), Ceferino Santay Quixtan, Diego Santay Quinillo, Emiliano Santay Quinillo (niño), Lazaro Santay Quinillo (niño), Rodrigo Santay Quinillo (niño), Cristina Quinillo, Anselmo Santay Quinillo (niño), Julian Santay Quinillo, Paulo Santay Chivalan (niño).
3.            El 22 de mayo de 1982, en el caserío La Puerta, municipio de Chinique, departamento de Quiché, efectivos del Ejército de Guatemala destacados en Chinique, acompañados por miembros de las PAC y comisionados militares del mismo lugar, ejecutaron al menos a 41 personas. Las víctimas fueron cruelmente torturadas y posteriormente asesinadas, unas fueron quemadas vivas y otras degolladas o ahorcadas. Al menos una de las víctimas fue violada. Víctimas identificadas: Victoriana Alvarez, Celestino Benito Sajbin, Berta Elias Sajbin (niña), Manuel Antonio Elias, Maria Elias Sajbin (niña), Maria Lux, Juana Sajbin (niña), Transita Us Tipaz, Juana Zacarias. Víctimas sin identificar: 32.
4.            El 22 de mayo de 1982, en el camino que va del caserío Juá, municipio de Chajul, al municipio de Ixcán, departamento de Quiché, miembros de la URNG capturaron a Francisco Javier Villatoro Soto y Rogelio Villatoro. Rogelio fue herido con un machete, pero logró escapar. Francisco Javier Villatoro Soto no apareció.
5.            El 22 de mayo de 1982, en el caserío Central, aldea Chaquijyá, municipio de Sololá, departamento de Sololá, un grupo de hombres armados, con el rostro cubierto, ejecutaron a Santiago González Yaxón.

22 de mayo, 1983:
El 22 de mayo de 1983, en la aldea Cerro Colorado, municipio de La Gomera, departamento de Escuintla presuntos miembros de la G-2, capturaron a Aquilino Cortez Orozco. Desde entonces se desconoce su paradero.

22 de mayo, 1984:
1.            El 22 de mayo de 1984, en la finca Santa Anita Las Canoas, municipio de San Martín Jilotepeque, departamento de Chimaltenango, miembros del Ejército de Guatemala capturaron a ocho personas, quienes fueron señaladas por un comisionado militar y un hombre del municipio de San José Poaquil. Durante dos días, elementos del Ejército retuvieron a las víctimas en la iglesia del lugar y amenazaron a Lorenza Hernández, esposa de uno de los detenidos. Finalmente trasladaron a las personas al destacamento de Poaquil, y desde ese hecho, nadie volvió a saber más de las víctimas. El hombre de San José Poaquil que señaló a las víctimas fue ejecutado posteriormente por efectivos militares. Víctimas identificadas: Napoleon Curruchiche Salomon, Demesio Gonzalez Tohon, Guadalupe Gonzalez Toj, Justo Gonzalez, Maria Asuncion Pablo, Rufina Toj, Fernando Tzoy Salazar, Juan Tzoy Salazar, Lorenza Hernandez Camey.
2.            El 22 de mayo de 1984, en la cabecera municipal de Santa Ana Huista, departamento de Huehuetenango, miembros del Ejército capturaron en su casa a Adelmo Armas Mendoza y lo trasladaron a la Zona Militar de Huehuetenango, en donde fue torturado durante ocho días, al cabo de los cuales lo liberaron. En el mismo lugar se encontraba otro hombre, que al parecer se trataba de Guillermo Camposeco, capturado también en la cabecera municipal de Santa Ana Huista. Esta persona nunca apareció. Las víctimas eran acusadas de guerrilleros.

Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario