Follow by Email

lunes, 14 de mayo de 2012

El 14 de mayo en nuestra memoria


14 de mayo, 1981:
El 14 de mayo de 1981, en la cabecera municipal de Tecpán, departamento de Chimaltenango, miembros del Ejército de Guatemala y comisionados militares capturaron a Fermín López Juárez, Bernardo Guaján Patá, Victoriano Xuyá y a Leopoldo Xuyá, quienes eran líderes comunitarios. Desde entonces, nadie volvió a saber más del paradero de las víctimas.

14 de mayo, 1982:
1.            El 14 de mayo de 1982, en el caserío Los Encuentros de la aldea Río Negro, municipio de Rabinal, departamento de Baja Verapaz, miembros del Ejército de Guatemala, asignados al destacamento de Cobán, acompañados por patrulleros civiles de Xococ ejecutaron a 79 personas, entre las que se encontraba Pedro Osorio Chen, quien fue torturado antes de ser ejecutado. Asimismo los soldados capturaron a quince mujeres y las trasladaron en helicóptero, con rumbo desconocido. Desde entonces se desconoce el paradero de las víctimas. Posteriormente, los patrulleros civiles saquearon la comunidad de Río Negro y quemaron todas las casas. Víctimas identificadas: Pedro Osorio Chen. Víctimas sin identificar: 93.
2.            El 14 de mayo de 1982, en Mayalán, municipio de Ixcán, departamento de Quiché, dos días después de que toda la población hubiera abandonado la comunidad, miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron a Nicolás Mendoza, quien había regresado junto a su hija, de quince años de edad. Asimismo, los soldados capturaron a la niña y la trasladaron con rumbo desconocido. Desde ese día no se ha vuelto a saber de ella.

14 de mayo, 1983:
El 14 de mayo de 1983, en la aldea Varsovia, municipio de San Juan Ostuncalco, departamento de Quetzaltenango, miembros del Ejército de Guatemala capturaron a Tito Méndez Díaz, quien era estudiante en el Instituto para cooperativas de San Juan Ostuncalco. A raíz de ese suceso, nadie volvió a saber más de la víctima.

14 de mayo, 1987:
El 14 de mayo de 1987, en la cabecera municipal de Cobán, departamento de Alta Verapaz, presuntos miembros de la G-2 capturaron a los hermanos Salvador Torres y Osmundo Torres y al campesino Lucas Pop. A los tres días sus cadáveres aparecieron en el departamento de Baja Verapaz con las cabezas destrozadas y las manos y brazos cortados. Uno de los hermanos Torres había expuesto en la ciudad de Guatemala los problemas que el Ejército estaba causando en el área de Panzós, donde tenían una finca.

Fuente: CEH, Guatemala memoria del silencio.

1 comentario:

  1. Cuándo el pueblo de Guatemala se indignará por esta barbarie que llevamos en la historia.

    ResponderEliminar