Follow by Email

jueves, 8 de marzo de 2012

El 8 de marzo en nuestra memoria


8 de marzo, hace 31 años:
El 8 de marzo de 1981, en el caserío Cucabaj Segundo Centro, aldea San Sebastián Lemoa, municipio de Santa Cruz del Quiché, departamento de Quiché, efectivos del Ejército de Guatemala asignados a la Zona militar de Santa Cruz del Quiché, comisionados militares y miembros de la PAC capturaron y golpearon a Santos Tipaz Tiño y a Santos López González, miembros del CUC. Posteriormente, las víctimas fueron trasladadas a la casa de un colaborador del Ejército en Chicabracán, en donde las torturaron. Después los trasladaron a la Zona militar de Santa Cruz del Quiché y al tercer día fueron ejecutados frente a la emisora de Radio Utatlán.

8 de marzo, hace 30 años:
1.            El 8 de marzo de 1982, en la aldea Cajagualtén, municipio de San Andrés Itzapa, departamento de Chimaltenango, presuntos miembros de la guerrilla, ejecutaron a Martín López Patzán, quien tenía 19 años. Un mes más tarde, Silvino López, quien tenía 14 años y era hermano de Martín, falleció de pena y tristeza.
2.            El 8 de marzo de 1982, en la aldea K’om, municipio de Jacaltenango, departamento de Huehuetenango, miembros del Ejército capturaron a tres hombres de la aldea, a quienes trasladaron al destacamento militar en la cabecera municipal de Concepción Huista donde fueron torturados durante 5 días. El 13 de marzo del mismo año volvieron los soldados a la aldea K’om, esta vez acompañados de una persona con el rostro cubierto, a quien colocaron delante de toda la comunidad para que señalara a las personas que colaboraban con la guerrilla. Dicha persona señaló a 16 hombres, tres de ellos menores de edad, a quienes metieron en la escuela y los torturaron. Una de las víctimas fue ejecutada a golpes ante todos los vecinos y las otras conducidas rumbo a la cabecera municipal de Concepción Huista. En el trayecto las siguieron torturando y los ejecutaron, dejando sus cadáveres en diferentes lugares del camino. Al llegar a la cabecera municipal de Concepción Huista ejecutaron a la persona encapuchada que habían utilizado como guía. Posteriormente los militares se dirigieron al destacamento y sacaron a los tres hombres que habían capturado en la aldea K’om el 8 de marzo y los juntaron con otra persona que vivía en la cabecera municipal. Los llevaron al campo de fútbol y los ejecutaron con arma blanca. Víctimas identificadas: Baltasar Jimenez Perez, Santiago Juan Perez, Andres Mendez Ramirez, Andres Pascual Salucio, Candelario Perez Jimenez, Dionicio Perez Mendez, Francisco Perez Cardona, Manuel Perez Ramirez, Manuel Perez, Domingo Rafael Ramirez (Niño), Andres Ramirez Juan, Indalecio Ramirez Mendez, Juan Ramirez Vargas, Nicolas Ramirez Perez (Niño), Pascual Ramirez Basilio, Pablo Ramon Salucio, Jacinto Salucio, Candelario Vargas Ramirez (Niño), Diego Vargas Ramirez, Manuel Vargas Paz. Víctimas sin identificar: 2.
3.            El 8 de marzo de 1982, en el caserío Pisuche de la aldea Acal, municipio de Ixtahuacán, departamento de Huehuetenango, miembros del EGP ejecutaron con arma de fuego y con machete a Andrés Felipe Pérez y a su hijo Alfonso Pérez Ramírez. Las víctimas eran integrantes de un grupo armado denominado Nuevo Venceremos, que surgió en el área. Cuatro días más tarde, en el caserío Piedra de Gallo del mismo municipio de Ixtahuacán, miembros de la guerrilla ejecutaron con arma de fuego a Vicente Sales Maldonado, Alonso Domingo Morales y a José Jiménez Pérez. Al día siguiente los mismos responsables se presentaron al caserío El Pozo, donde amenazaron de muerte y golpearon a José Domingo Morales, quien formaba parte del Comité pro-mejoramiento de dicho caserío.

8 de marzo, hace 29 años:
El 8 y 9 de marzo de 1983, en Santa Clara, asentamiento de las CPR de la Sierra, municipio de Chajul, departamento de Quiché, fallecieron el niño Domingo Choc Caba y la niña, Rosa Choc Caba, de cuatro años de edad, a causa del sarampión. No fue posible conseguir medicina debido a la constante persecución del Ejército de Guatemala a las CPR.

8 de marzo, hace 26 años:
El 8 de marzo de 1986, en el cantón Chitucur Segundo Centro, municipio de San Pedro Jocopilas, departamento de Quiché, miembros de las PAC capturaron al también patrullero civil, Santos Abelardo Pú Gach, quien se encontraba en un velorio. Nunca apareció.

8 de marzo, hace 24 años:
El 8 de marzo de 1988, en un retén militar colocado sobre la carretera interamericana, jurisdicción de la cabecera municipal de Huehuetenango, miembros del Ejército capturaron a Basilio Ruíz Méndez, aparentemente porque no portaba sus documentos de identificación personal. Nunca apareció.

8 de marzo, hace 22 años:
El 8 de marzo de 1990, en la ciudad de Guatemala, presuntos miembros de las fuerzas de seguridad del Estado capturaron a René Alberto Pérez, quien era militante del PGT. Un mes más tarde, un familiar recibió una llamada de la víctima y pudo escuchar gritos de sufrimiento. Desde entonces, nadie volvió a saber del paradero de la víctima.

8 de marzo, hace 21 años:
El 8 de marzo de 1991 en un lugar denominado Colimas I, municipio de Malacatán, departamento de San Marcos, miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado (G-2), capturaron y golpearon a dos militantes en el Frente Luis Ixmatá (ORPA). Las víctimas fueron trasladas a diferentes bases militares del departamento de San Marcos, donde fueron sometidos a tortura y obligados a colaborar con el Ejército de Guatemala. Una de las víctimas continuó colaborando con la G-2 y la otra logró escapar al cruzar la frontera con México en diciembre de 1992.

8 de marzo, hace 14 años:
El 8 de marzo de 1998 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó por unanimidad al Estado de Guatemala por el caso de la panel blanca, en el que resultaron detenidas, torturadas y ejecutadas una serie de personas entre 1987 y 1988 en la capital. Entre otras, dice la sentencia: “Este Tribunal considera que en todos los casos aparece, del conjunto de pruebas estudiadas sobre el modus operandi en los hechos, que las detenciones arbitrarias o secuestros de las víctimas y el asesinato de varias de ellas, siguieron un patrón similar: fueron cometidas por personas armadas que usaron vestimenta de tipo militar o policial y algunos vestían de civil; se utilizaron vehículos (paneles) de color claro, con vidrios polarizados sin placas, o con placas pertenecientes a particulares; los autores de estos hechos actuaron con entera libertad e impunidad; no ocultaron sus rostros ni se comportaron con sigilo, sino que las aprehensiones se hicieron a la luz del día, en la vía pública o a la vista de testigos y, en algunos casos, se identificaron como agentes de la Guardia de Hacienda, lo cual conduce a la convicción de que todos estos hechos fueron realizados por agentes del Estado y éste no ha demostrado su afirmación en contrario”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario