Follow by Email

sábado, 13 de noviembre de 2010

Un sueño agradable: la poesía completa de Marco Antonio Flores


En el 2006 Marco Antonio Flores recibió el Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias”. Para entonces, a Marco Antonio ya le habíamos publicado “En el filo” y teníamos en proceso la edición conmemorativa, 30 años, de “Los compañeros”.

Como parte de todas las actividades relacionadas con el premio fuimos invitados a un programa de radio, él más que yo, en una emisora de la zona 15, uno de los escasos programas dedicado a temas culturales. Al finalizar la entrevista conversamos con Marco Antonio sobre proyectos futuros y fue entonces que le propuse hacer una edición de su poesía completa. Al poco tiempo, en febrero del 2007, firmamos el contrato.

Pero como F&G Editores no es una editorial a la que le abunden los quetzales y la “Poesía completa” es un libro voluminoso y por lo tanto caro de producir, el mismo se demoró casi cuatro años en salir a luz. Recién el lunes 8 de noviembre recibimos los primeros ejemplares de la imprenta, que de inmediato tomaron rumbo: uno para amazon.com, uno para Beatriz Cortez en Los Angeles, cuatro para el autor, cuatro para Sophos y el resto para la Feria del Libro de Guadajalara en donde el libro se estará presentando el martes 30 de noviembre a las 7 de la tarde (o noche según la especie animal a que se pertenezca). En Guatemala se presentará en enero del 201l.

En el prólogo a “Poesía completa” dice Marco Antonio Flores:
“La vida es un transcurrir por la realidad, es un periodo de tiempo que tiene los años contados, es asumir compromisos con la forma que uno escogió para vivir.
Hay que sobrevivir hasta que se quiera o hasta que se pueda. En tan­to el tiempo transcurre monótonamente entre actividades a su vez monótonas o apasionantes, entre actividades que tienen que ver con la realidad objetiva, como comer, dormir, ir al trabajo, por lo general el mismo toda la vida, hasta que ésta se acaba.
Yo escogí otra vida; la realidad la enfrenté haciendo diversas tareas para sobrevivir: fui maestro universitario, corrector de pruebas y de es­tilo, director de teatro, editor de revistas y libros, novelista, periodista, columnista, exiliado, coordinador de talleres literarios, y otro montón de cosas.
Pero sobre todo, viví de y en dos sueños: la utopía de cambiar el mundo y la poesía.
Pero los sueños se acaban y uno despierta con mal sabor de boca. De mi utopía desperté así. Pero de la poesía desperté agradecido y pleno.
Aquí, en sus manos, está ese sueño agradable.”

El “sueño agradable” de Marco Antonio Flores incluye los siguientes libros de poesía: “La voz acumulada”, “Viento norte”, “Muros de luz”, “La derrota”, “Crónica de los años de fuego”, “Persistencia de la memoria”, “Un ciego fuego en el alma” y “La estación del crepúsculo”. Y para hacer el sueño aún más agradable el libro es el primero en ser publicado de la colección “Biblioteca Guatemala” (aunque no el primero de la colección) que estará dedicada a lo que según nuestro entender son libros indispensables y fundamentales para entender Guatemala y los guatemaltecos.

Y como esto lo estoy escribiendo el 13 de noviembre de 2010, 50 años después del levantamiento militar del 13 de noviembre en 1960, les comparto un fragmento del poema “La guerra” del libro “Crónica de los años de fuego”.

“Y se fue toda la plebe, en puño, contentos
para el monte, porque no era cosa de andar toda la vida
soportando a los chafas:
ahí iban el Yon Sosa y el Turcios y el Pascual
y el Coche Vides y el Efigenio y el Lacho Flores y el Rocael
y el Payeras y el Botzoc y toda la bola de muchachos
que se arrimaron a otros en la sierra de las Minas, en
las montañas del Mico y del Merendón, en Izabal, en Teculután,
en Zacapa, en Rabinal, y se abrieron las veredas y los trillos
con el corvo, y se hicieron los buzones para enterrar las armas
y el bastimento y las hachas para el combate y las botas
y el sudor de los hombres.
Y ya se ajustaron veintiún años de echar punta y ya se han
muerto todos los de entonces y son los mismos
en otras caras en otras voces y en las mismas ganas de seguir
volándoles barniz a los criminales
que siguen destrozando los poblados.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario